Radio Hola-Atizapán Escucha en alta fidelidad Entrar

Trump se burla de pesquisas de trama rusa y demócratas en evento conservador

Escuchar Nota :


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se burló este sábado de la investigación de la llamada trama rusa y de la oposición demócrata en uno de los discursos más largos de su Presidencia, de unas dos horas de duración, en el gran evento del año para los conservadores.

Nada más aparecer en el escenario de la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC, por sus siglas en inglés), que se celebra en National Harbor (Maryland), en las afueras de Washington, Trump dio un abrazo a la bandera de EE.UU., lo que sirvió de preludio a una alocución que, como viene siendo habitual en sus discursos, fue casi un mitin de campaña.

“No hay ninguna conspiración, así que ahora ellos van y cambian a ‘vamos a inspeccionar todo trato que ha hecho’. Vamos a ver sus finanzas, vamos a comprobar sus tratos’, esta gente está enferma, está enferma”, apuntó el mandatario, en referencia a las pesquisas de la trama rusa ante un público que lo interrumpió continuamente con ovaciones.

“Desafortunadamente -siguió-, pones a la gente equivocada en un par de puestos y dejan a gente durante largo tiempo que no deberían estar allí, de repente tratan de sacarte con sandeces”.

El discurso de Trump se produce en una semana en la que su exabogado personal Michael Cohen ha comparecido en tres ocasiones ante el Congreso, dos de ellas a puerta cerrada y una pública.

Durante su comparecencia, Cohen, que en mayo ingresará en prisión para cumplir una condena de tres años por varios delitos como la violación de las normas de financiación de campañas electorales, afirmó que Trump conocía que uno de sus colaboradores, Roger Stone, estaba en contacto con WikiLeaks para la publicación de miles de correos del Partido Demócrata, que afectaron a la campaña de su rival en los comicios presidenciales de 2016, Hillary Clinton.

En su discurso en la CPAC, el presidente cargó contra el exsecretario de Justicia Jeff Sessions y el fiscal especial Robert Mueller, que investiga la posible conexión entre miembros del equipo de Trump y Rusia durante la campaña para las elecciones de 2016.

Sobre Mueller, dijo que “nunca recibió un voto” y se quejó de que Sessions, que fue despedido por él mismo en noviembre pasado, se inhibiera de esas pesquisas en marzo de 2017, después de que se revelara que había mantenido contactos con funcionarios rusos.

“¿Cómo tomas un trabajo y luego te recusas? Si se hubiera recusado antes del trabajo, yo le hubiera dicho ‘gracias, Jeff, pero no te voy a tomar”, lamentó el presidente.

El discurso de Trump estuvo también plagado de críticas a los demócratas, a los que acusó de “adoptar” el socialismo.

“El socialismo no es sobre el medioambiente, no es sobre la Justicia, no es sobre la virtud, es sobre el poder de la clase gobernante. Miren lo que pasa en Venezuela y en otros sitios”, indicó.

Rechazó el “Nuevo Pacto Verde” (“Green New Deal”), un plan presentado por los demócratas para que el país neutralice sus emisiones de gases con efecto invernadero en un plazo de 10 años.

El presidente se burló de iniciativa, lanzada por la congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, que comparó con el trabajo de clase hecho por un estudiante.

En tono irónico, consideró que los progresistas “deberían seguir con el argumento, no cambien”: “Sin planes, ni energía, cuando el viento pare de soplar, se acabó la electricidad. Cariño ¿hay viento hoy? Me gustaría ver la televisión”, dijo en tono burlón.

Las negociaciones comerciales con China y el tratado con Canadá y México, bautizado como T-MEC, así como la bonanza de la economía nacional y las críticas a la Reserva Federal (Fed) coparon la parte de su alocución dedicada a la marcha económica de EE.UU.

“Quiero un dólar que sea excelente para nuestro país, pero no un dólar que sea tan fuerte que nos haga prohibitivo hacer negocios con otras naciones”, afirmó.

Otro tema que abordó, recurrente en el discurso habitual de Trump, fue la seguridad en la frontera con México, donde defendió la construcción de un muro y la declaración de la emergencia nacional, que él mismo firmó en febrero para conseguir fondos para ese propósito.

El diálogo con Corea del Norte y la retirada de tropas de Siria fueron otros puntos que tocó en su alocución, en la que sostuvo que se marchó antes de lo previsto de la cumbre de esta semana de Hanoi con el líder norcoreano, Kim Jong-un, porque el acuerdo que había sobre la mesa era “inaceptable”.

Comenta con tu cuenta de Facebook