Radio Hola-Atizapán Escucha en alta fidelidad Entrar
lunes 21 de septiembre del 2020

PROMOVER UNA CULTURA DE CREACIÓN DE CÉDULAS DE DATOS FAMILIARES PARA COMBATIR LA DESAPARICIÓN DE PERSONAS, PRINCIPALMENTE DE NIÑAS, NIÑOS O ADOLESCENTES MEXIQUENSES: INGRID SCHEMELENSKY

Escuchar Nota :


•SE PROPONE CREAR EL BANCO FAMILIAR DE DATOS

Toluca, Estado de México a 08 de septiembre 2020.

Durante la sesión deliberante del día de hoy y con el objetivo de combatir la desaparición de personas, principalmente de niñas, niños o adolescentes Ingrid Schemelensky, Diputada Local, presentó la iniciativa de reforma la Ley de Asistencia Social del Estado de México y Municipios a fin de crear como atribución de los Sistemas DIF estatal y municipales la promoción de una cultura de datos familiares a través de campañas sociales y la creación de cédulas de datos personales de los integrantes de cada familia mexiquense.

Ingrid Schemelensky detalló que “en promedio cada día desaparecen 7 menores de edad en nuestro país, de acuerdo con cifras de la Red por los Derechos de la Infancia, y lamentablemente, el Estado de México ocupa el deshonroso primer lugar dentro de las cinco entidades federativas con el mayor número de niños, niñas y adolescentes desaparecidos en lo que va del año, con más de 500 casos”.

Refirió que de acuerdo con el Protocolo homologado para la búsqueda de personas desaparecidas y a la Fiscalía Especializada para la Investigación y Persecución de Delitos en materia de Desaparición Forzada del Estado de México, para reportar la desaparición o extravío de una persona, es necesario mostrar una fotografía reciente, así como toda información referente respecto a los hechos de la desaparición.

“Con esta información, se busca en hospitales, albergues, centros de detención, centros de atención contra adicciones y SE.ME.FO, además de ser de utilidad para activar la alerta AMBER o el Protocolo Alba. Por lo que, al momento de realizar una denuncia de desaparición, entre mayor sea la información proporcionada por la familia para realizar la búsqueda e investigación, mayores posibilidades existen de encontrarlo; pero desafortunadamente también existe la posibilidad de que no esté con vida a causa de otro delito; ante lo cual, los bancos de ADN cobran vital importancia en la identificación de los cuerpos para la entrega posterior a sus familiares”, agregó.

Schemelensky Castro enfatizó que “la entrega de una muestra de ADN recolectada adecuadamente, podrá ayudar a las autoridades en sus actividades de búsqueda. Aun cuando la identificación humana, corresponde a las fiscalías, es fundamental allegar de la información genética a las autoridades para la investigación, por lo que es, un elemento primordial en la denuncia por parte de los familiares, para que al momento de iniciar los protocolos de búsqueda, esta no sólo se realice con la difusión de las cédulas de desaparecidos entre la población, sino también, a través de la comparación del perfil genético de los cuerpos encontrados con anterioridad a la denuncia, o posterior a ella”.

La también vicepresidenta del Grupo Parlamentario del PAN de la LX Legislatura Mexiquense, señaló que: “es necesario fortalecer los mecanismos desde el momento de la denuncia; por ello, es fundamental, que los familiares pongan a disposición de las autoridades, muestras de ADN, huellas dactilares y toda información para identificar a la persona, siempre, atendiendo a los protocolos y al respeto del derecho humano”.

Esta iniciativa propone que el DIF del Estado de México, en coordinación con los DIF municipales, promuevan la cultura de la prevención en las comunidades y escuelas de la entidad, por la grave crisis de desaparición de personas, principalmente de niñas, niños y adolescentes; que implemente entre la población mexiquense, un mecanismo de actuación ciudadana, que consiste en integrar dentro de los núcleos familiares, una cédula de datos personales, que será proporcionada en un formato que las autoridades pondrán a disposición de la población para su llenado.
Ingrid Schemelensky puntualizó que “el banco, no es una gran base de datos, es la integración de cedulas con datos personales de los menores que serán resguardadas por los propios padres o tutores de los menores; en las cuales, se debe colocar la información de la persona: escolaridad, características físicas; pero sobre todo, señalización gráfica, huellas dedo por dedo, cabellos que contengan el folículo, señas particulares o piezas dentales que sean ¡características exclusivas!, que ayuden a la identificación; así como la fotografía reciente, la cual se recomienda cada seis meses actualizar”.

Por último, Schemelensky Castro enfatizó que esta propuesta se realizó con base en las mejores prácticas en la materia, mismo que utiliza la Asociación Mexicana de Niños Robados y Desaparecidos A.C., la Procuraduría Municipal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes de Naucalpan, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México a través de la Cartilla de Identidad Infantil y se unifica con los formatos que utiliza el médico legista para valoraciones o incluso necropsias.

Comenta con tu cuenta de Facebook