Radio Hola-Atizapán Escucha en alta fidelidad Entrar

PARA EVITAR LA DESAPARICION DEL SANTUARIO DE LUCIERNAGAS BUSCAN CONSTRUIR LABORATORIO PARA SU REPRODUCCION

Escuchar Nota :


Para evitar que el Santuario de las Luciernagas desaparezca, de la región de los volcanes, es necesaria la construcción de un laboratorio científico, para continuar con su reproducción, por lo que este año dará inicio la recaudación de fondos económicos.

El año pasado se formaron tres cooperativas en la región de Amecameca, formadas por propietarios de la zona, comuneros y ejidatarios, denominadas Rancho Del Valle, Bosque Esmeralda y Bienes Comunales de Chalma, para preservar la especie de la Luciérnaga.
Rafael Eugenio Parrilla Arroyo, uno de los comuneros informó que es urgente la construcción de este laboratorio, para que se de continuidad a la reproducción de esta especie, en esta región y no se extinga.

Además de que la construcción de este santuario de la especie “la Photinus palaciosi”, ha servido para atraer al turismo hacia esta región de los volcanes y activar la economía

Explicó que actualmente con la asesoría de la División de Ciencias Forestales de la Universidad Autónoma Chapingo (UACH) se reproducen las colonias de luciérnagas en un laboratorio de Texcoco.

Por tanto la idea, especificó, es que dentro de tres años se logre reunir una cantidad importante y se comience a construir este laboratorio en una zona mas cercana a los santuarios.

Y aclaró que también se seguirá contando con los científicos de la UACH, para la mejor conservación de las luciérnagas.

Recordemos que este proyecto turístico de las luciernagas empezó a tener éxito, poco a poco, pues tan solo el año pasado tuvieron a más de 12 mil visitantes que llegaron a admirar la belleza de esta especie.
Pero para este año se espera que el número de visitantes, supere las 20 mil personas. La entrada a estos santuarios
es de 100 pesos por persona; 50 pesos los niños y adultos mayores, pero las personas con discapacidad entran gratis.
Donde los visitantes que acuden a este escenario podrán estar rodeados de hasta 240 mil Luciérnagas por hectárea y este año el avistamiento solo será del 7 de junio al 4 de agosto, a partir de las 20:30 y hasta las 21:30 horas.
Estos santuarios están rodeados de la naturaleza de los bosques de Encino-Pino, los cuales son reforestados, para garantizar la presencia de este insecto, aunado al clima templado-frio y húmedo y a la altitud de 2 mil 640 metros de altura sobre el nivel del mar, lo que ocasiona que su ecosistema sirva como refugio de las luciérnagas.

La especie que habita los bosques de la región, se llama Photinus palaciosi y tiene una amplia distribución dentro del eje neo volcánico (Tlaxcala, Puebla, Estado de México), la cual podría estar como una especie en peligro de extinción.

Comenta con tu cuenta de Facebook