Radio Hola-Atizapán Escucha en alta fidelidad Entrar
sábado 08 de agosto del 2020

#EDOMEX Procuradurías municipales en tiempos de pandemia

Escuchar Nota :


La violencia intrafamiliar se encuentra en sus niveles más altos a partir del inicio de la contingencia sanitaria derivada de la pandemia por el COVID-19 aumentando hasta un 120% de acuerdo a la Secretaria de Gobernación, en donde las victimas principales son las niñas, niños y adolescentes quienes desde antes de la contingencia ya representaban un alarmante índice de violencia ejercida en su contra.

Ejemplo de ello es la localización del cuerpo sin vida el 3 de mayo, de un pequeño de entre ocho y diez años en el municipio de Calimaya, quien presentaba lamentablemente signos de violencia, y para quien pedían ayuda en las redes sociales para dar con la identidad del menor.

El pasado 13 de mayo se dio a conocer el grave estado de salud de una menor que había ingresado al hospital de Zumpango, que presentaba graves lesiones en diversas partes del cuerpo, así como un deteriorado estado de desnutrición, mismas que se las había ocasionado su madrastra y que lamentablemente falleció.

Ese mismo día, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, informó que había sido detenido un presunto feminicida de una niña de 4 años, esto en el municipio de Atizapán de Zaragoza. La menor fue trasladada al hospital después de haber sido lastimada en el estómago con un palo, por quien fuera pareja sentimental de su madre, sin embargo, falleció. La Fiscalía General de Justicia del Estado de México, inició una carpeta de investigación y solicito a la autoridad judicial una orden de aprehensión en contra del homicida.

Estos reportes de violencia intrafamiliar se están volviendo cada vez más comunes pues de acuerdo a la Secretaria de Gobernación las llamadas al 911 por casos de violencia intrafamiliar aumentaron un 80% a casi dos meses del confinamiento, en el Estado de México se recibieron 5,925 llamadas entre el 21 de marzo y el 1° de mayo, reflejando un aumento de agresiones psicoemocionales de un 22% y de agresiones físicas de hasta un 66%, mientras que los refugios contra la violencia reportan una ocupación del 80 al 100% de su capacidad.

Solo en la primera semana después de que inicio la Jornada Nacional de Sana Distancia de acuerdo a la Secretaria de Salud, quien es la institución que registra todos los casos de agresiones físicas o sexuales en contra de niñas, niños, adolescentes, mujeres, personas discapacitadas o adultos mayores; se reportaron 1,547 casos de violencia intrafamiliar a nivel nacional, un crecimiento de casi el 60% de casos con respecto al promedio nacional de cada semana, posicionándose como la semana más violenta en este tema de todo el año.

Esta situación convierte a la violencia intrafamiliar en una segunda pandemia, la cual se agudiza por el estrés, la tensión, angustia o preocupación que se genera al permanecer en casa por largos periodos de tiempo a causa de la pandemia, que en varios casos lleva a la violencia al interior de los hogares.

De hecho, es probable que muchos casos de maltrato no sean detectados, por lo que es fundamental que los gobiernos municipales mantengan en operación, los servicios de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, quienes son las instituciones directamente responsables de coordinar las acciones de protección a las niñas, niños y adolescentes en situación de violencia y tras la Jornada Nacional de Sana Distancia implementada por el gobierno federal, se han reportado el cierre de estas procuradurías o incluso que no se cuenta con el personal para brindar la atención a los menores en situación de riesgo, cuando estas están consideradas dentro de las actividades esenciales, como lo señala el Diario Oficial de la Federación de Fecha 31 de Marzo del 2020.

A su vez tendrán que generar mecanismos de denuncia de fácil acceso; como el establecimiento de líneas telefónicas directas y gratuitas las 24 horas, servicios de mensajes de texto gratuitos, servicios sociales y psicológicos remotos.

Por lo que presente ante la Diputación Permanente del Congreso del Estado, un punto de acuerdo para:

Exhortar al Gobierno del Estado de México y a los Gobiernos Municipales del Estado, para que establezcan líneas telefónicas de denuncia directas y gratuitas las 24 horas, así como servicios de mensajes de texto gratuitos y servicios sociales y psicológicos remotos para facilitar la denuncia de casos de maltrato infantil.

Así también, exhortar a los Gobiernos Municipales del Estado de México para que mantengan en operación, con las medidas sanitarias pertinentes, los servicios de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes ante cualquier llamado de auxilio durante la contingencia sanitaria por la Pandemia del COVID-19 y que los servicios se brinden de manera completa e integral, es decir, por parte del área de psiquiatría, trabajo social, del jurídico y del personal de salud; las Procuradurías de protección son esenciales como la seguridad pública, protección civil o los servicios públicos.

Estamos ante una situación alarmante, por ello, la procuraduría municipal deberá mejorar sus esfuerzos para la prevención y atención de las víctimas de violencia, en especial tratándose de menores, ya que es innegable la posición que ocupan en la protección de los menores de edad, ante el alza de violencia intrafamiliar, su labor se convierte en esencial e indispensable para la protección de las niñas, niños y adolescentes quienes representan el sector más vulnerable en esta pandemia.

Comenta con tu cuenta de Facebook