Radio Hola-Atizapán Escucha en alta fidelidad Entrar

¿Cuándo usar una licuadora, un procesador de alimentos o un cuchillo?

Escuchar Nota :


Ahorra tiempo y mejora tus presentaciones con estos tips

Al final todos son metales con filo que nos ayudan a cortar, triturar y moler alimentos, pero el truco está en saber cuando (y cómo) sacarles el máximo provecho.

No hay una ley que diga qué sí y qué no hacer con ellos, pero nosotros marcamos la diferencia para que al momento de necesitarlo, ahorres tiempo y tus platillos sean mucho más agradables a la vista.

Aquí los diversos usos

Licuadora

Pixabay

La licuadora tiene muchas funciones, por lo general se utiliza para hacer licuados y smoothies.

Pero gracias a que sus aspas no son tan filosas, sus horizontes se se expanden y son de gran ayuda al momento de preparar sopassalsascremas y purés. Eso sí, nuestra recomendación es que si es posible, utilices una licuadora para alimentos salados y una para los dulces. Si no tienes dos, no pasa nada, sólo asegúrate de lavarla súper bien antes de usarla y de preferencia que sea de vidrio (así evitarás olores desagradables).

 

Procesador de alimentos

Pixabay

Contrario a lo que se piensa, el motor de los procesadores es mucho menos potente que el de las licuadoras comunes, pero de alguna manera el filo lo compensa y el resultado es muy bueno. El uso ideal para los procesadores es moler y cortar, ya sea nueces o alimentos de cáscara más rígida.

De vez en cuando son de gran ayuda para sustituir el cuchillo, en ellas puedes picar el ajo y la cebolla mucho más rápido e incluso hacer un hummus casero en cuestión de minutos.

Eso sí, evita agregar líquidos, podrían escurrirse fácilmente.

Cuchillo

La verdad no hay nada como sacarle todo el jugo a tus cuchillos (claro, si están bien afilados y cuidados). Prácticamente puedes cortar todo con un cuchillo de chef, pero nuestra recomendación es que que lo utilices para darle textura y forma a tus platillos.

Ayúdate de tus cuchillos y corta las papas, zanahorias, jitomates, apio y lechuga con ellos, estos alimentos tienen cierta estructura que es bueno conservar tal cual —y que al molerlos tal vez no resaltará tanto en tu guiso.

Pexels

Comenta con tu cuenta de Facebook