Radio Hola-Atizapán Escucha en alta fidelidad Entrar
domingo 25 de agosto del 2019

Cerca de 40,000 empleados se van a huelga

Escuchar Nota :


Ante fallidos intentos de negociación, el gobierno federal envió a un equipo para mediar entre empresarios y agremiados de los sindicatos

Cerca de 40,000 empleados de 40 de empresas en Matamoros iniciaron una huelga por la tarde del viernes 25 de enero.

Luego de que el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador emitiera el Decreto de Estímulos Fiscales de la Frontera Norte, que contempla una reducción sustancial en los impuestos empresariales, los empleados exigieron un aumento salarial del 20% y un bono de 32,000 pesos.

No obstante, según La Silla Rota, los empresarios ofrecieron al Sindicato de Jornaleros, Obreros Industriales y Similares un aumento del 8.5% y un bono de 4,000 pesos, propuesta que fue rechazada por el gremio.

Ante fallidos intentos de negociación, el gobierno federal envió a un equipo para mediar entre empresarios y agremiados de los sindicatos. El lunes 21 de enero, la Secretaría del Trabajo, a través de la Junta Local Especial de Conciliación y Arbitraje del Estado, informó que mantenía mesas de conciliación entre sindicato y representantes de empresas maquiladoras de esta ciudad, a fin de revisar las demandas de trabajadores sobre los tabuladores de salarios.

La titular de la Secretaría del Trabajo, María Estela Chavira Martínez, señaló que se están analizando las posturas de ambas partes, así como agotando acuerdos para llegar a un entendimiento, y mediante estas acciones evitar la interrupción definitiva de labores.

“Se busca un punto intermedio, y no se impone nada hasta que las dos partes estén convencidas, que lo planteado pueda ser susceptibles de cumplirse”, señaló.

No obstante, los trabajadores pusieron como fecha límite hasta las 14:00 horas del 25 de enero para que se aceptaran las condiciones exigidas.

Hasta el momento se informa que, posiblemente, solo 9 de las 45 empresas aceptaron los términos: Polytech, CTS, AFX, Kearfott, Core, Edemsa, Dura, Spellman, Autoliv.

Ante la negativa de los empresarios para realizar los aumentos, y de los trabajadores para ampliar el tiempo de diálogo, banderas rojinegras comienzan a colocarse en la entrada de varias empresas manufactureras.

Primeras ‘víctimas’

Algunas empresas ya han anunciado el cese de sus operaciones. Es el caso de Cepillos de Matamoros, subsidiaria del gigante de la industria de la belleza Albéa. Mediante una publicación en su página de Facebook, la empresa dijo que “lamentablemente Matamoros dejó de ser una opción viable para nuestro corporativo”. Con la salida de la empresa se van también 1,500 empleados y una presencia de varias décadas en la ciudad.

También Keafford, Signal Processing, ya hicieron público la salida de esta frontera.

(Con información de forbes)

Comenta con tu cuenta de Facebook