Radio Hola-Atizapán Escucha en alta fidelidad Entrar

POLICÍAS EXTORSIONAN A CHOFER DE CAMIONETA BLINDADA EN NAUCALPAN

Escuchar Nota :


Policías municipales de Naucalpan pidieron 200 pesos a un chofer de una camioneta blindada, a cambio de no presentarlo ante el Ministerio Público y después, incluso lo llevaron a una sucursal bancaria.

Joaquín Quintana, presidente de Convivencia sin Violencia e integrante del Consejo Ciudadano, acusó a los elementos municipales de querer extorsionarlo a cambio de la libertad de su conductor.

El empleado fue detenido hoy, cerca de las 12:00 horas, en Avenida de las Fuentes, en Tecamachalco, cuando realizaba algunos encargos de su jefe.

Debido a que el vehículo que conducía tenía autoparlante y sirenas, de acuerdo con Quintana, descompuestas, el chofer fue acusado de suplantación de autoridad.

“Mi chofer fue detenido a las 12 del día, más o menos, 12 y media porque traía una camioneta blindada, que además no es mi camioneta como la de los políticos, es mi camioneta blindada por seguridad y además es un modelo 1999, no tiene un precio en el mercado que valga más de 60 mil pesos.

“Es un muchacho de 25 años de edad, de toda mi confianza, como todo mi personal de trabajo, honrada. De verdad estoy muy molesto, muy enojado con la autoridad, primero nos pidieron 200 pesos, pero le hablaron a mi hijo y le dije que de ninguna manera íbamos a dar dinero porque no estaba cometiendo ninguna infracción”, expresó en entrevista Quintana.

Los elementos policiales que se identificaron como “El Gato” y el “Comandante Moisés”, pidieron dinero a cambio de dejarlo ir, e incluso, citaron a Quintana en una sucursal bancaria para que hiciera un retiro de efectivo, a lo que no accedió.

“Estas personas, supuestamente policías municipales, llamaron a un tal comandante Moisés, que se llevó, secuestró a mi chofer, le quitaron su celular, estas personas y le dijeron que fuera a un Banorte. Nos quisieron extorsionar policías que supuestamente nos cuidan, que ganan su sueldo gracias a nuestros impuestos. Lo triste de esto es que después, como no quisimos dar dinero, lo llevaron detenido al Ministerio Público de Naucalpan”, abundó.

Mientras se vence el plazo constitucional para proceder o no penalmente en su contra, el chofer se encuentra detenido en el Ministerio Público de Naucalpan.

Sin embargo, Quintana acusó de que le quitaron sus pertenencias y no lo dejaron hacer una llamada, conforme a sus derechos civiles.

Además, el presidente de la organización Convivencia sin Violencia, adelantó que interpondrá una denuncia por abuso de autoridad y extorsión contra los agentes municipales que hicieron la detención de su empleado.

Comenta con tu cuenta de Facebook