Radio Hola-Atizapán Escucha en alta fidelidad Entrar

Niega alumna fraude tras graduación en la calle

Escuchar Nota :


Una joven que se identificó como Vanessa publicó un video en redes sociales, en el cual desmintió que ella defraudara a un grupo de alumnos del CBTIS 137 de Nuevo Laredo con su festejo de graduación.

“Han pisoteado mis derechos como persona, han hablado mal de mí, gente que ni me conoce, pero también he recibido llamadas de apoyo”, indica la joven al inicio de la grabación.

La joven dedicó una buena parte de su mensaje a cuestionar lo que llamó amarillismo de los medios de comunicación, y además criticó al regidor Freddy Guarneros quien, según ella, le hizo bullying cibernético “burlándose de mí en su publicación, dejándolo como comentario”.

En dicho video se refirió a las acusaciones que se difundieron de sus compañeros del Grupo C de la especialidad de Programación, quienes tuvieron que festejar su graduación bailando en la calle y con una parrillada en un taller, debido a que no los dejaron ingresar al salón de fiestas.

Sobre ello, Villalpando explicó que el festejo se canceló porque no se cubrieron por completo los 69 mil 700 pesos, de los cuales 24 mil fueron del salón Guerra-Ruiz y 45 mil 700 del banquete que incluía sonido, arreglos, pantallas, invitaciones, telas, mantelería y permisos, y no porque se hubiera quedado con el dinero.

Señaló que para completar ese dinero, los 36 alumnos del grupo realizaron tres actividades desde el cuarto semestre.

De la primera actividad se esperaba recaudar 9 mil pesos, 250 por persona, sólo lograron 5 mil; en la actividad número 2 se esperaban 14 mil 400 pesos y sólo se completaron 10 mil 500; y en la actividad número tres pretendían obtener 18 mil y sólo se completaron 13 mil 900, obteniendo un total de 29 mil 400 pesos.

La estudiante mostró documentos de los presupuestos y donde se observa los abonos que se estuvieron realizando.

Villalpando aclaró que el día del evento faltaban 7 mil 740 pesos para liquidar, ya que tenían 20 mil disponibles, “de los cuales le entregué 8 mil pesos a mi compañero Mario de León para la fiesta improvisada que decidieron realizar y 8 mil más a cuatro familias que no estuvieron de acuerdo con ese festejo”.

De forma autocrítica dijo que “como jefa de grupo asumo mi responsabilidad de las malas decisiones que tomé. Por ello quiero pedir disculpas a mis compañeros y sus familiares, así como a mi familia, porque todos nos vimos afectados por la decisión equivocada. Tal vez pude pedir apoyo y hacer muchas cosas, pero en ese momento no supe qué hacer”.

Comenta con tu cuenta de Facebook